Atención al cliente

PRIMEROS PASOS

Para un rendimiento óptimo, evite cubrir Smart Alarm con objetos metálicos grandes o pesados (candados, cadenas) y asegúrese de que esté fijo con el lado con las etiquetas hacia abajo para obtener la mejor recepción de señal satelital. Se puede colocar el dispositivo en el lugar de almacenamiento o bajo el asiento de las motocicletas, ciclomotores, coches o en los maleteros. Para evitar falsas alarmas, asegure el dispositivo con la cinta adhesiva de doble cara suministrada, disponible en el interior del embalaje, o con el soporte Smart Clip (opcional, se vende por separado para Smart Alarm V.2). En algunas motocicletas o ciclomotores con carrocería totalmente metálica, como en los modelos de época, es importante evitar colocar el rastreador en un compartimento completamente cerrado: el funcionamiento puede verse afectado por no bloquear correctamente la señal GPS.

NOTA: Si ha comprado Smart Alarm V.2 (con la etiqueta en forma redonda), el Tracker es resistente al agua. Por lo demás, en el caso de la versión anterior de Smart Alarm, el dispositivo no es resistente al agua, así que asegúrese de colocarlo en una zona donde permanezca protegido de los agentes atmosféricos y del agua.

Smart Alarm contiene una batería de litio recargable integrada. Para cargarla, simplemente conecte el dispositivo a un cargador de smartphone usando el cable USB provisto. Cargue la batería durante al menos 4 horas para preservar la duración de la batería. Cuando la batería esté completamente cargada, se le notificará en la aplicación Trackting: Smart Alarm. Durante la carga el LED rojo parpadea, al final de la carga el LED verde permanecerá encendido.

NO, principalmente porque el dispositivo sería fácilmente interceptado por ladrones que primero buscan y luego neutralizan los dispositivos que están conectados a la batería.

El sofisticado sistema de carga garantiza la mayor duración posible de la batería, siempre que se respete plenamente el ciclo de carga y descarga. Si el dispositivo permanece conectado permanentemente, siempre se mantendrá en modo de carga y la batería podría deteriorarse rápidamente debido al hecho de que nunca se descargaría.

Smart Alarm es una alarma antirrobo y no un rastreador. Está diseñado para enviar su posición solo en ciertos eventos (estacionamiento, activación de alarma y seguimiento). Para aprovechar al máximo la vida útil de la batería, el sistema limita la transmisión de datos al mínimo porque la comunicación a través de la red móvil GSM requiere mucha energía.

ES MÁS: Smart Alarm se vuelve invisible o indetectable por los dispositivos utilizados por los ladrones para averiguar si un vehículo tiene una protección antirrobo mediante GPS. Estos dispositivos son antenas que, cuando se acercan al vehículo objetivo, pueden detectar la señal de un dispositivo activo. Smart Alarm es indetectable porque se activa en movimiento y comienza a enviar notificaciones de alarma a su teléfono inteligente tan pronto como su vehículo comienza a moverse.

Para un rendimiento óptimo, recomendamos mantener el Tracker actualizado a la última versión de firmware disponible.

Es fácil: simplemente conecte el Tracker a una fuente de alimentación a través de su cable USB, luego inicie la aplicación y siga las instrucciones que aparecerán en su teléfono inteligente.

 

Si tiene la nueva versión SMART ALARM V.2 (con etiqueta redonda), simplemente siga unos sencillos pasos viendo este video:

– Retire los dos tornillos con un destornillador.
– Separe las dos caras de la etiqueta haciendo palanca con el anillo de goma negro.
– Retire el anillo de goma negra y luego separe la placa electrónica de su base.
– Con una punta de plástico, saque la batería de su soporte.
– Insertar la batería nueva, comprobando que está en la dirección correcta y quitando las películas protectoras.
– Vuelva a colocar la placa electrónica en su base, centrando los orificios de la placa con las clavijas de plástico rojas.
– Ahora aplique el anillo de goma, haciendo coincidir los dos cortes con las muescas de plástico.
– Apoyar la tapa, haciendo coincidir la muesca central de plástico con el corte correspondiente en el anillo de goma.
– Asegúrese de que las juntas entre las dos caras de la etiqueta y el anillo de goma se hayan realizado correctamente.
– Con el destornillador y sin ejercer mucha fuerza, volver a atornillar los dos tornillos.

Como se indica en el correo electrónico de confirmación que recibió después de completar el pedido, puede comunicarse con nosotros en la store@trackting.com para cualquier tipo de problema relacionado con la compra y el envío.

Advertencia: este no es un correo electrónico de soporte técnico. Para este tipo de solicitud, visite el área de Atención al Cliente, donde podrá encontrar respuestas a los problemas más comunes y abrir un ticket gratuito (botón rojo de “Asistencia”).

SOLUCIONES

Han pasado más de 5 minutos desde que estacionó su vehículo y su nueva posición de estacionamiento no aparece en la aplicación Trackting Smart Alarm, que continúa mostrando su posición de estacionamiento anterior. Por lo general, esto no representa un problema. No significa que Smart Alarm no funcione correctamente en caso de robo.

Smart Alarm está diseñado para ahorrar batería. Las posiciones de estacionamiento no se consideran “vitales”. Si no es posible enviar una posición de aparcamiento en algún momento (debido a una sobrecarga temporal de la red GSM o porque está aparcado dentro de un garaje) el dispositivo no intentará reenviar la posición una y otra vez, sino que pasará al modo de bajo consumo sin volver a señalizar la posición. Esto no impedirá que Smart Alarm funcione correctamente en el modo de alarma, ya que en caso de robo, el dispositivo funcionará de forma radicalmente distinta: enviando datos de forma continua, cambiando automáticamente de operador y realizando repetidos intentos de envío de datos.

Si la alarma se activa cuando está conduciendo su vehículo, significa que el Tracker no pudo detectar el Tag, por lo que el sistema interpreta la situación como si se tratara de un intento de robo.

¡Esto sucede porque Smart Alarm siempre es activo!

Normalmente, cada vez que se estaciona y se aleja del vehículo, el Tracker ya no detecta el Tag y se pone en modalidad espera. Cuando luego vuelves a  la motocicleta o el coche, el Tracker detecta las vibraciones, “escucha” el Tag, y si no se encuentra cerca, entra en alarma. Esto puede pasar si usa el tag de manera inapropiada.

Consejos generales:

  • Nunca coloque sobre el Tracker objetos metálicos como candados o cadenas que puedan bloquear la recepción de la señal entre Tag y la señal del GPS.
  • Evite poner el Tag cerca de llaves inalámbricas o en los bolsillos de pantalones ajustados (estaría completamente en contacto con el cuerpo humano que, al estar compuesto principalmente por agua, podría bloquear la señal).
    A continuación se muestran las soluciones para solucionar el problema según su vehículo.

SOLUCIÓN PARA MOTOS Y SCOOTERS

En algunos casos, si el Tag se coloca en el llavero de la motocicleta, la geometría y la presencia de metal (por ejemplo, un tanque grande) pueden generar rebotes de la señal que no pueden llegar al Tracker.
Esto provoca la alarma involuntaria a la salida.
No ocurre con todos los vehículos: por ejemplo, normalmente no ocurre en los scooters, ya que en su mayoría están hechos de piezas de plástico.

Sin embargo, si se activa la alarma involuntariamente, aquí le mostramos cómo resolverlo:

1) Pones el Tag en el bolsillo, en su chaqueta o en la presilla del pantalón. No lo pones en el llavero de la motocicleta.
2) Arranque el motor y espere 10 segundos antes de conducir.
3) Sube y baja de forma segura ahora que el Tag ha desactivado el Tracker.

Mira este video:

https://youtu.be/CC93AUcDaIU

SOLUCIÓN PARA COCHES / FURGONETAS / CAMPER

La sugerencia general es colocar el Tracker en la cabina a una distancia máxima de 2 metros del Tag. Esto se debe a que si el Tracker estuviera oculto en el maletero de un coches de 3 volúmenes, por ejemplo, es posible que la señal del Tag no llegue al Tracker.

CÓMO SALIR DEL ESTADO DE ALARMA

Para salir del modo de alarma, debe acercar el Tag al Tracker mientras el Tracker está en movimiento durante al menos 30 segundos.
Puede hacer esto llevando su vehículo a dar un paseo (llevándose el Tag con usted) o agitando el Tracker durante al menos 30 segundos con el Tag cerca.
El procedimiento es deliberadamente “complicado” porque, de lo contrario, si un ladrón esconde su vehículo (por ejemplo, dentro de un garaje) y usted pasa accidentalmente con el Tag, podría desactivar la alarma sin querer.

Una falsa alarma es técnicamente imposible en el sentido de que el dispositivo reacciona solo al movimiento/vibración. Si el sensor digital del acelerómetro registra movimiento cuando el vehículo está parado, esto solo puede deberse a una instalación defectuosa: si no está bien fijado, el Tracker puede vibrar tras el paso de vehículos pesados o el encendido de una motocicleta cercana. Este también es el caso cuando el Tracker está configurado en superficies “resonantes” como

– Debajo del asiento de un ciclomotores “vacío”

– En la guantera del coche Para evitar este problema, debe fijar correctamente el Tracker a su vehículo con la cinta adhesiva de doble cara o los tornillos provistos. También debe fijarlo a una superficie de plástico rígida y lisa.

NOTA: Para evitar falsas alarmas causadas por un impacto accidental en su vehículo mientras está estacionado, el dispositivo de alarma Tracker puede separar este tipo de vibración de las que se producen en un intento de robo o hurto.

Esto sucede cuando el Tracker no puede obtener una posición GPS correcta, por ejemplo, en un garaje. No se preocupe. Su vehículo seguirá protegido en caso de robo: el seguimiento lo alertará de inmediato y le proporcionará una ubicación actualizada tan pronto como vuelva a conectarse a la señal del satélite GPS. La razón por la que funciona de esta manera en el modo “Estacionamiento” es para evitar todo consumo innecesario de batería. Por lo tanto, si el dispositivo no logra obtener la posición GPS correcta en solo unos segundos, vuelve al modo de espera. En el modo “Alarma”, el objetivo es muy diferente: queremos leer las posiciones válidas lo antes posible. Esta es la razón por la que el rastreador permanece encendido cuando su vehículo se mueve, hasta que obtiene una posición GPS válida.

En algunas motocicletas o ciclomotores con carrocería totalmente metálica, como en los modelos antiguos, es importante evitar colocar el Tracker en un compartimento completamente cerrado: el funcionamiento puede verse afectado por no bloquear correctamente la señal GPS.

Para desactivar la alarma, debe mantener el Tag cerca del Tracker durante al menos 15 segundos mientras el Tracker se está moviendo y proceder de una de las siguientes maneras:

– Agite el Tracker durante al menos 15 segundos manteniendo el tag cerca (no lo agite en la mano ya que podría apantallarlo)

– Lleve su vehículo a dar un paseo con el tag.

IMPORTANTE: No desactivará la alarma simplemente acercando el Tag rojo al Tracker negro porque el Tracker está diseñado para leer el Tag solo si está en movimiento. Esto se debe a que no desea que la alarma se desactive con demasiada facilidad en caso de robo real. Si está rastreando su vehículo y el ladrón lo ha escondido, no desea desactivar el modo de alarma con solo pasar por el vehículo oculto, ¡desea que el modo de alarma funcione hasta que lo encuentre!

Si no recibe notificaciones automáticas (por ejemplo, cuando estaciona), simplemente puede intentar desinstalar y reinstalar la aplicación Trackting: Smart Alarm.

CASOS ESPECIALES

1. En algunos teléfonos, incluidos Huawei y Asus, los fabricantes han incluido una configuración del sistema operativo que bloquea las notificaciones para un ahorro de energía avanzado. Para resolver este problema, simplemente vaya al menú Configuración/Batería y excluya la aplicación Trackting de este tipo de optimización. Este es un problema común con soluciones fáciles en línea: simplemente busque en Google “problemas de notificaciones en Huawei P20 lite”.

2. Cierto software externo en Android, como software antivirus y de administración de notificaciones, puede interferir con sus notificaciones. Recomendamos eliminar este tipo de software para solucionar el problema.

La batería durará seis meses en modo de espera. Un uso estándar con viajes diarios a casa y hasta dos notificaciones de aparcamiento al día es compatible con una duración de la batería de unos tres o cuatro meses. La duración de la batería se probó en un vehículo en el centro de la ciudad (señal móvil GSM siempre muy fuerte) que siempre estacionaba en la calle. Los factores que pueden afectar negativamente a la vida útil de la batería son:

1. Un mayor número de aparcamientos (si aparca cuatro veces al día, la batería durará unos dos meses)

2. Activación de la alarma: en este caso, el tracker, si está en movimiento, permanece conectado a la red GSM y envía su posición repetidamente. Esto claramente provoca un aumento en el consumo de batería.

3. Aparcar en un garaje donde la señal GSM o GPS es escasa o inexistente: el aparato intentará conectarse varias veces, lo que consumirá más energía.

4. Zonas donde la señal móvil GSM suele ser baja.

Puede suceder con algunos cargadores (Samsung por ejemplo); Para evitar dañar la batería, el Tracker necesita una corriente muy baja, de lo contrario no se cargará. Solución: utilice otro cargador o un PC. Le recomendamos que utilice el cable suministrado en la caja, ya que algunos cables no pueden conectarse al conector interno por unas décimas de mm debido al diseño de la cubierta de plástico del enchufe.

En el modo “Estacionamiento”, el dispositivo utilizará la menor cantidad de batería posible y apagará el GPS tan pronto como pueda enviar una posición válida, pero no necesariamente precisa. La desviación puede llegar a ser de hasta 50 metros, pero esto no debería ocurrir a menudo. Si ocurre a menudo, puede deberse a que no ha elegido el mejor lugar para el Tracker y le recomendamos que lo traslade a otro lugar de su vehículo (puede estar en un lugar rodeado de demasiado metal). Por otro lado, en el modo “Alarma”, el dispositivo funciona con la máxima precisión, lo que produce un error promedio de unos cinco metros en campo abierto. Otro factor que puede comprometer la precisión es la alineación del Tracker. De hecho, para asegurarse de que la antena está en la mejor posición para recibir las señales de los satélites, es importante colocar el Tracker con las etiquetas hacia abajo, es decir, con el lado sin tornillos ni etiquetas orientado hacia el cielo. Revise esta lista de verificación para asegurarse de que el rastreador se haya configurado correctamente.

1. Compruebe que el tracker esté correctamente alineado (el lado liso hacia arriba).

2. Asegúrese de que el Tracker esté libre y que no esté cubierto por cuerpos metálicos o material de protección.

3. Conduzca al aire libre durante un par de minutos.

4. Estacione en algún lugar al aire libre y aléjese 30 metros de su vehículo, llevando la Etiqueta con usted.

5. Espere a que llegue la notificación de estacionamiento, alrededor de 5 minutos.

6. Verifique si la precisión de la posición en la aplicación.